image Qué es el bruxismo y qué relación guarda con el estrés image Problemas de aprendizaje en los niños

Sí, hay vida después del divorcio.

Psicólogos en Gijón.

Según las encuestas, España es uno de los países con mayor tasa de divorcios. Por eso, no es de extrañar que en los últimos tiempos en nuestro Centro Psicológico de Gijón recibamos un gran número de parejas que acuden a terapia con el fin de solucionar sus diferencias o bien, una vez decidida la separación, “aprender” a encauzar sus vidas.

Son múltiples e innumerables las razones que llevan a una pareja a la ruptura, desde la falta de comunicación hasta la incompatibilidad de caracteres, pasando por los celos y las infidelidades. Conocer de cerca aquellos motivos que han ocasionado el fin de una relación es clave para encajar la separación y superarla.

En el marco de la cultura occidental arrastramos la idea del amor romántico, una unión sólida y para toda la vida, inculcada en la sociedad desde la más tierna infancia. Sin embargo, nadie nos enseña qué hacer si la relación no funciona y llega a su fin.

Empezar de nuevo es uno de los mayores miedos del ser humano. Por hacer una comparación, el divorcio es similar a un proceso de duelo, y por lo general se vive de la misma manera. Debemos considerar que pasaremos por diferentes etapas que van desde la negación, el enojo, la fantasía, el rencor y la depresión. Si entendemos que se vivirá este proceso , podemos ser capaces de llegar en menor tiempo y de una forma más saludable a la etapa final de aceptación , sin olvidar que el duelo es una cuestión personal, e incluye el perdón de los errores cometidos por uno mismo y también por la otra persona.

En nuestro Centro Psicológico Prendes, fruto de la experiencia en este campo de trabajo, queremos trasmitir la idea de que sí, es posible ser feliz después de una ruptura sentimental, e incluso mantener una relación saludable con aquella persona a la en algún momento decidimos unir nuestras vidas.

No sería correcto ni acertado enumerar los pasos a seguir para alcanzar esa ansiada felicidad, pero con una finalidad más bien reflexiva, dejamos aquí algunas claves.

  • Mantener una relación respetuosa.

El respeto se traduce en responder de una forma adecuada ante las situaciones que se nos presentan. Impide entrar en una lucha de egos que  solo dificulta el crecimiento personal y, en caso de haberlos, el de los hijos. Faltarle el respeto a otra persona, es faltarse el respeto a uno mismo. Si lo haces, deja de hacerlo y, si lo recibes, ya no lo permitas.

  • No lleves las cosas al terreno personal

Uno de los errores más comunes de las personas que llegan a nuestro centro tras una ruptura es pensar que todo lo que hace la ex pareja es para fastidiarlos: creen que el otro solo piensa cómo perjudicarlos y que sus intenciones son siempre negativas. Sin embargo, la gran mayoría de estas cosas son solo suposiciones, la mayoría de las veces poco acertadas. Evita estar observando qué hace tu ex y enfócate en verte a ti mismo: eso es lo importante y en lo que debes invertir tu tiempo.

  • Mejora la comunicación

Mantener una actitud asertiva, evitar sacar a la luz acciones pasadas, dejar de lado rencores y comportamientos vengativos. Acordar de antemano los temas a tratar, y si es necesario, recurrir a un observador externo, que mantenga una posición neutra. En nuestro Centro Psicológico Prendes, en muchos de los casos que atendemos, actuamos como mediadores, solucionando y evitando posibles conflictos.

  • Rompe con el inaceptable sentimiento de propiedad.

En nuestro Centro psicológico, nos encontramos casos de personas que incluso cinco años después del divorcio siguen refiriéndose a su ex pareja como “mi marido” o “mi mujer”. Acepta que ha llegado el final de la relación, y un paso para conseguirlo es cambiar el lenguaje que utilizamos. Tampoco olvides que las personas no somos objetos, no pertenecemos a nadie y nadie nos pertenece.

  • Emprende proyectos

Es habitual, durante el proceso de divorcio, creer que no somos capaces de continuar con nuestra vida, pero en realidad sucede lo contrario. Inicia nuevos proyectos, sigue con los que tenías, cambia tus rutinas para adaptarlas a las nuevas circunstancias y, principalmente, evita curiosear con el fin de saber  qué está haciendo o dejando de hacer el otro. Regálate nuevas oportunidades de éxito y de fracaso.

  • Protege lo más importante: tus hijos.

Los menores no tienen ninguna culpa de los problemas de los adultos. Tras una ruptura debes mejorar la calidad del tiempo que pasas con tus hijos y adaptarte a sus necesidades. No olvides que no son más tuyos que del otro. Evita en todo caso hablar mal de tu ex pareja. Según su nivel de desarrollo, habla con ellos de la situación y los acuerdos a los que habéis llegado. Como profesionales, trabajamos directamente con los menores, ayudándoles a entender los cambios ocurridos en la unidad familiar.

  • La vida sigue

Mantener una actitud positiva es fundamental para evolucionar a una mejor calidad de vida personal, familiar y social. Crecemos bajo la idea de que un divorcio es algo terrible y puede serlo si tu así lo decides. Intenta cambiar la perspectiva. Desde  este contexto, es importante entender el divorcio como un marco propicio para hacer cosas nuevas, emprender proyectos pendientes, crecer como persona, mejorar como padre, madre o incluso como pareja.

Related Posts
  • All
  • By Author
  • By Category

Leave a Reply

Your email address will not be published.

CENTRO DE PSICOLOGÍA
Su calidad de vida y su salud mental, nuestra razón de ser como psicólogos.
CONTACTO
COPcol
sanidadreg
Call Now ButtonLLÁMANOS TE PODEMOS AYUDAR